Bodas, bautizos y comuniones

En esta época, la Inspección de Trabajo suele perseguir el fraude en las empresas que organizan bodas, bautizos y comuniones.

Los inspectores de trabajo se pueden presentar libremente en el centro de trabajo sin avisar, incluso si el empresario no se encuentra en ese momento en las instalaciones. A estos efectos, el inspector puede ser atendido por los empleados y puede hacerse acompañar por los representantes de los trabajadores.

Respecto a la denominada campaña BBC (bodas, bautizos y comuniones), suelen efectuar las siguientes comprobaciones:

  • Por un lado, comprobarán que todo el personal que se encuentre en el centro de trabajo esté dado de alta en la Seguridad Social (recuerde que las altas se deben tramitar con anterioridad al inicio de la prestación de servicios).
  • También comprobarán que los contratos temporales firmados con los trabajadores sean lícitos, es decir, que la causa de la temporalidad esté justificada.
  • También suelen comprobar si existen empleados cotizando por menos horas de las que realmente trabajan (el inspector lo tiene fácil: sólo tiene que solicitar los contratos o los registros de jornada y comprobar que en el centro de trabajo hay empleados en una franja horaria distinta a la pactada).

Si tiene un establecimiento de hostelería que organiza eventos, es probable que reciba una visita de la Inspección de Trabajo. Nuestros profesionales le informarán sobre cómo actuar en estos casos.

Fuente: Lefebvre