La actividad de Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica (I+D+i) es clave para el crecimiento y desarrollo de organizaciones empresariales de cualquier tamaño y tipología, ya que les permite disponer de tecnologías, productos y procesos innovadores con los que diferenciarse y anticiparse a las necesidades del mercado.

Actualmente, existe un amplio abanico de instrumentos de financiación a la I+D+i, cuya identificación y gestión resulta en ocasiones compleja. Si bien la mayor parte de las empresas que invierten en I+D+i, conocen y gestionan las ayudas ofrecidas por las distintas Administraciones, en ocasiones nos encontramos con que estas mismas empresas, no se benefician de las Deducciones Fiscales existentes por actividades de I+D+i. Esto se debe a que la mayoría de las empresas tienen dificultades prácticas o temores acerca de cómo acceder a dichos incentivos fiscales.

El sistema vasco de deducciones fiscales por I+D+i es uno de los sistemas más favorables que existen actualmente, pudiendo alcanzar hasta más del 50% de los gastos directos. Frente a otras vías de financiación de la I+D+i, las deducciones fiscales presentan las siguientes ventajas:

  • Tienen unos efectos económicos equiparables a los de la subvención, siendo ambas compatibles.
  • La aplicación es libre y general (para todas las empresas, sea cual fuere su CNAE o tamaño).
  • No están sometidas a concurrencia competitiva.
  • La generación de la deducción fiscal es proporcional a las actividades de I+D+i desarrolladas por la empresa.

La mejor forma que tienen las empresas vascas de garantizar jurídicamente la aplicación correcta de estas deducciones en el Impuesto sobre Sociedades (IS) es mediante la obtención de un “Informe Fiscal” emitido o bien por la SPRI, o bien por las Diputaciones Forales. La solicitud de estos informes debe realizarse antes del 31 de diciembre de 2019 o durante el primer trimestre del 2020 en algunos casos concretos.

Desde SAYMA CONSULTORES ayudamos a las empresas a optimizar la financiación de sus proyectos de I+D+i, gestionando y asesorando sobre las ayudas e incentivos fiscales existentes para este tipo de proyectos. De esta forma, gestionamos íntegramente las deducciones fiscales por las actividades de I+D e iT que desarrollan nuestros clientes, hayan sido o no subvencionadas a través de algún programa de ayudas. Ponemos al servicio del cliente expertos en I+D y Fiscalistas con amplia experiencia, garantizando así el correcto cálculo y aplicación de las deducciones fiscales por I+D+i.

Estamos en octubre, fecha idónea para analizar las actividades realizadas a lo largo de 2019 e identificar proyectos de I+D+i ejecutados durante esta anualidad, para poder aplicar las correspondientes deducciones fiscales en el IS de 2019. Desde Sayma animamos a las empresas a que contacten con nosotros para que podamos asesoraros y ayudaros a acogeros a esta interesante vía de financiación.