El gasto en deducciones fiscales por alquiler se dispara un 182% desde 2010 en Gipuzkoa

Victor Etxeberria
Socio – Director Área Fiscal de SAYMA.

La partida por este concepto marca un nuevo techo para este año tras alcanzar los 41,5 millones de euros

El auge que está experimentando el mercado del alquiler en Gipuzkoa tiene su reflejo cada año en los Presupuestos que elabora la Diputación foral. Así, el gasto en deducciones en la cuota del IRPF por este tipo de modalidad se ha disparado nada más y nada menos que un 182% para el fisco desde 2010. Y eso que los apartamentos turísticos y ocasionales, que también han experimentado un ‘boom’ en los últimos tiempos, no desgravan y quedan por tanto fuera de este concepto.

Lo que es evidente es que la vivienda es uno de los campos que aglutina una buena parte de las deducciones en la declaración de la Renta. Las bonificaciones por la adquisición, rehabilitación o renovación, así como por estar de alquiler suelen proporcionar al contribuyente un alivio con el que aligerar un resultado negativo (a pagar) o aumentar el resultado a devolver.

Víctor Etxeberria, Socio codirector del Área fiscal de SAYMA, cataloga esta deducción de la Diputación foral como un «buen estímulo» para el contribuyente. Desde su punto de vista, Euskadi «destaca» en estas ayudas fiscales frente al resto de comunidades del Estado –tanto por la cantidad a desgravar como por no existir un límite de ingresos para acceder a ellas–, aunque también reconoce que los precios de la vivienda aquí son más «elevados».

La cifra

159 millones es el gasto fiscal al que ascienden las deducciones en la cuota del IRPF.

Preguntado por las causas que expliquen el auge del mercado del alquiler, apunta dos relevantes. Por un lado, muchos jóvenes «no pueden acceder a una vivienda en propiedad» y ello hace que se decanten por el arrendamiento. Por otro lado, aunque relacionado, Etxeberria apunta un cambio cultural y subraya que el sentido de la propiedad «está cayendo».

Ese espectacular incremento en el mercado del alquiler que recogen las cuentas de la Diputación se traduce en las siguientes cifras. Si en 2010 la partida por este concepto se elevó hasta los 14,7 millones de euros, este año será de 41,5 millones. Incluso de un año para otro, de 2021 a 2022, el gasto por deducciones ha pasado de los 35 millones hasta los 41 citados, lo que supone un aumento superior a un 15%.

Estos números contrastan con el descenso en el montante global de las partidas que se han registrado en los últimos diez años en las deducciones por la adquisición de vivienda habitual, al pasar de los 111 millones de 2010 a los 97 para este año, un descenso que va ligado a la tendencia creciente del alquiler. Con todo, el crecimiento para el próximo año respecto a éste en deducción de compra por vivienda habitual es de un 9,9%.

Alquiler de vivienda

Las deducciones son de un 20%, del 25% para familias numerosas y del 30% para los menores de 30 años

El fisco foral eleva un 7,4% su presupuesto de gastos fiscales para el actual ejercicio en el IRPF, al pasar de los 666 millones de 2021 a los 715 de 2022. Esto obedece a una serie de modificaciones registradas en los todos los conceptos, que son 25 exenciones, 7 deducciones y 5 reducciones en la base. Aunque la diferencia de un año a otro se produce de forma significativa por las deducciones por alquiler de vivienda habitual, la partida con relevancia que más aumenta.

Según detalla la Diputación en la memoria que acompaña a sus Presupuestos, con carácter general podrá deducirse el 20% –con un límite de 1.600 euros anuales– de las cantidades satisfechas en el ejercicio por el alquiler de la vivienda habitual. En el caso de personas menores de 30 años, el porcentaje se eleva al 30%. En Gipuzkoa la ayuda para este colectivo existía desde hace varios años con una deducción del 25% y un límite de 2.000 euros anuales, que luego pasó a ser del 30% y de 2.400 euros. Mientras, para las personas titulares de familia numerosa, el porcentaje se eleva al 25% –con un límite de 2.000 euros–.

EPSV

Esta partida crece de forma importante, en un 7%, pasando de los 90 hasta los 96 millones

En cuanto a las deducciones por adquisición y rehabilitación de vivienda habitual, los contribuyentes podrán deducirse al 18% tanto de las cantidades destinadas a la adquisición o rehabilitación de vivienda habitual, como de los intereses satisfechos por la utilización de capitales ajenos utilizados en la inversión de la vivienda habitual, con un límite anual de 1.530 euros. Los menores de 30 años o titulares de familia numerosa, por su parte, pueden deducirse el 23%, con un límite de 1.955 euros.

Planes de pensiones y EPSV

Siguiendo con los conceptos relacionados con la vivienda, las denominadas ‘Cuentas vivienda’, las cantidades depositadas en entidades de crédito con ese destino desgravan un 18%, siempre que los saldos de las mismas se destinen exclusivamente a la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual del contribuyente.

OTRAS DEDUCCIONES

Loterías: Están exentos los primeros 40.000 euros.

Dividendos: Los dividendos y participaciones en beneficios están exentos con un límite de 1.500 euros.

Mecenazgo: El 20%, y del 18% o 30% para las actividades prioritarias.

En cuanto a las reducciones en la base del IRPF, cuatro de las cinco partidas –bonificación por rendimientos de trabajo, bonificaciones generales, bonificaciones de trabajadores discapacitados y tributación conjunta– registran movimientos modestos hacia arriba o hacia abajo, que en ningún caso alcanzan el 3%.

En cambio, la partida que más sube, la relativa a los planes de pensiones y las EPSV –Entidades de Previsión Social Voluntaria–, lo hace de forma importante, hasta el 7%. En concreto, la cantidad máxima de reducción por este concepto es de 5.000 euros anuales por las aportaciones, de 8.000 euros por las contribuciones y de 12.000 por la suma de aportaciones y contribuciones.

IVA

El impuesto que grava el consumo, el de mayor peso en el presupuesto, supera los 1.150 millones de gasto.

Acercando un poco más la lupa, y en lo que respecta a las bonificaciones por rentas de trabajo, las personas que perciban rendimientos de trabajo podrán aplicarse una reducción de entre 3.000 y 4.650 euros, dependiendo del importe del citado rendimiento. Además, si la persona que percibe el rendimiento está en activo y tiene una discapacidad, la reducción se incrementará en un 100% o en un 250%, dependiendo de su grado de discapacidad.

En el capítulo de las exenciones, los tres aumentos más significativos en cuanto a su peso en el presupuesto son los siguientes: las pensiones de incapacidad permanente o de gran invalidez, los gravámenes especiales sobre los premios de determinadas loterías y apuestas, y las prestaciones por maternidad y paternidad. Los tres conceptos suben entre un 4,8% y un 23,2% y la partida que cuenta con el presupuesto más elevado es la relativa a las pensiones.

El Gobierno foral elevará un 10,3% sus gastos fiscales

El presupuesto de gastos fiscales de la Diputación de Gipuzkoa para 2022 refleja un aumento del 10,3% respecto al ejercicio anterior. El fisco abonará en todos los conceptos –IRPF, Sociedades, Patrimonio, Transmisiones Patrimoniales, IVA, impuestos especiales, impuestos sobre primas de seguros e impuestos indirectos– un total de 2.218 millones de euros, frente a los 2.011 millones del año anterior. Todos los tributos registran un crecimiento salvo los impuestos especiales, que descienden un 47,3%, si bien su peso en el monto global es reducido –apenas un 2%–. Sociedades, que grava los beneficios empresariales, sube un 13,4%, mientras que Patrimonio, que grava los bienes de los más favorecidos, aumenta un 18,1%. El IRPF también registra números positivos, con una subida del 7,4%. Y el IVA, que grava el consumo, también registra guarismos positivos con un 16,3% más. Es el concepto en el que más gastará la Diputación con 1.158 millones. En total, los impuestos directos suben un 9,3%, mientras que los indirectos aumentan un 11,1%.

Mikel Madinabeitia

El Diario Vasco