Saque el mayor provecho fiscal de este producto financiero.

No olvide que dispone hasta final de año para hacer aportaciones a su plan de pensiones y así reducir el IRPF de 2020. Las cantidades aportadas minoran la base de ese impuesto.

A estos efectos, recuerde algunas situaciones que le van a ayudar a optimizar ese menor pago de impuestos:

  • Por ejemplo, puede ajustar las aportaciones en función de los ingresos anuales obtenidos. Una buena planificación de la cantidad aportada cada año le permitirá ahorrar más dinero que si realiza aportaciones iguales todos los años.
  • Si su cónyuge no trabaja (u obtiene rentas bajas), puede realizar aportaciones a un fondo de pensiones a su nombre, y obtener así un ahorro adicional.

Recuerde la importancia de contar con un plan de pensiones. Le va a ayudar a mantener su poder adquisitivo y a generar una rentabilidad para, cuando llegue la jubilación, poder complementar y reforzar la pensión pública que le corresponda.

Analizaremos su situación particular para que tome las mejores decisiones.

Fuente: Lefebvre