Recuerde cómo actuar si uno de sus clientes cae en concurso de acreedores

En general, las empresas conocen si alguno de sus clientes cae en concurso de acreedores porque el administrador concursal nombrado por el juez les comunica esta situación. En cualquier caso, si sospecha que alguno de sus clientes está en concurso y nadie le ha comunicado nada, realice búsquedas periódicas en el Registro Público Concursal (https://www.publicidadconcursal.es).

Una vez conozca la situación de concurso, no se precipite con relación a los contratos que pueda mantener con el cliente afectado:

  • Si mantiene una relación continuada, sepa que el simple hecho del concurso no permite resolver el contrato.
  • El pago de las cantidades pendientes con anterioridad a la declaración de concurso quedará congelado, a la espera de lo que se acuerde en este procedimiento.
  • Las sumas que se devenguen con posterioridad no quedan afectadas por el concurso y, en teoría, la concursada debe satisfacerlas con normalidad y de forma íntegra.

Es decir, usted se verá obligado a continuar con la relación. No obstante, al primer incumplimiento tras la declaración de concurso, ya estará legitimado para solicitar la resolución del contrato (si una de las partes no cumple, la otra tampoco está obligada a hacerlo).

En todo caso, existen multitud de situaciones que conviene analizar con detalle. Si se encuentra ante una situación de concurso, nuestros profesionales le asesorarán para que pueda ejercer todos sus derechos. 

 

Fuente: Lefebvre