La cuota a pagar por los autónomos se incrementa a partir de octubre de 2020.

La cuota que los trabajadores autónomos pagan a la Seguridad Social por sus cotizaciones es el resultado de aplicar el tipo de cotización a su base de cotización. Desde 2019, el tipo de cotización total era del 30% por lo que un autónomo que viniera cotizando por la base mínima (944,40 euros) estaba pagando una cuota de 283,32 euros mensuales.

Pues bien, dicha cuota se incrementa a partir del presente mes de octubre. En concreto:

  • A partir de octubre, el tipo de cotización aplicable es el 30,30%. Dicho tipo debería haberse aplicado desde enero de 2020 (ya que el tipo de cotización del 30,30% estaba fijado para todo el año 2020). Sin embargo, la Tesorería ha seguido aplicando desde enero hasta septiembre de 2020 el tipo de cotización correspondiente a 2019 (el 30%).
  • Este mes de octubre los trabajadores autónomos ya han recibido el cargo en su cuenta bancaria con el incremento indicado del 0,30%. Así pues, hasta la fecha, la Tesorería no ha aplicado el incremento con efectos retroactivos desde enero.

En la práctica, si un autónomo venía cotizando por la base mínima, este incremento del tipo de cotización le va a suponer un aumento mensual de tres euros aproximadamente (pasará a pagar 286,15 euros (944,40 x 30,30%) en lugar de 283,32 euros (944,40 x 30%).

Si un autónomo venía disfrutando de la tarifa plana de 60 euros, este incremento del tipo de cotización no le afectará ya que seguirá pagando dicha cuota fija de 60 euros cada mes.

Desde octubre la Tesorería aplica el tipo de cotización del 30,30%.

Fuente: Lefebvre