La Valoración de puestos y su importancia en la Igualdad Retributiva

Natxo García
Consultor Desarrollo de Personas, Talento y Organización de SAYMA.

Lourdes Pablos
Gestión de Personas en SAYMA.

Disponer en nuestra organización de una correcta valoración de puestos de trabajo, ha adquirido un papel protagonista, tras la aprobación, en Octubre de 2020, del Real Decreto 902/2020, de igualdad retributiva entre hombres y mujeres, por el que se establecen medidas específicas para hacer efectivo el derecho de igualdad de trato y la no discriminación entre mujeres y hombres en materia retributiva.

La norma establece el principio de “Igual retribución por trabajos de igual valor” como paso previo necesario para poder identificar las posibles discriminaciones salariales, y determina que las empresas con obligatoriedad de realizar un plan de Igualdad (aquellas con 50 o más trabajadores), deben aportar en el plan de igualdad el resultado de la “Auditoria Retributiva” , incluyendo la realización de un diagnóstico de la situación retributiva de la empresa mediante de la Evaluación de los puestos de trabajo y estableciendo un Plan de actuación para la corrección de las desigualdades retributiva detectadas.

En definitiva, la empresa debe establecer una clasificación relativa del valor que supone cada uno de los puestos de trabajo de su organización en relación al conjunto total de puestos, de tal manera que se pueda establecer una comparativa entre puestos de distinta naturaleza en base a criterios objetivos.

Para conocer dicho valor, el RD902/2020 propone que las empresas hagan uso de la técnica de Valoración de Puestos de Trabajo (de ahora en adelante VPT), que supone un proceso sistemático y científico cuyo objetivo fundamental es distinguir cualitativa y cuantitativamente entre los puestos que conforman la organización, con el fin de determinar el valor relativo que cada uno de ellos tienen para la misma y tomando como referencia la información objetiva que aportan las descripciones actualizadas de los puestos de trabajo.

En SAYMA CONSULTORES, aprovechando nuestra experiencia en esta materia y tomando como referencia el estado del arte existente y las recomendaciones efectuadas por los diferentes organismos en materia de Igualdad Retributiva, hemos desarrollado nuestra propia metodología de Valoración de Puestos, denominada SAY-VPT.

MODELO DE VALORACIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO

La VPT consta de 4 dimensiones de evaluación (Calificaciones, Esfuerzos, Responsabilidades y Condiciones de trabajo), dentro de las cuáles se encuadran los diferentes factores susceptibles de ser utilizados en la valoración de los puestos.

Cada uno de los factores disponibles en SAY-VPT ha sido diseñado cumpliendo con los principios de Adecuación, Totalidad y Objetividad que establece el RD902/2020. En adición, siguiendo las pautas establecidas por la OIT, se ha incluido la perspectiva de género en el diseño del contenido de dichos factores y en la decisión de incluir factores tradicionalmente no considerados. La finalidad de esta perspectiva busca ponderar el uso de factores comúnmente utilizados y que se asocian, en algunas situaciones, con puestos masculinizados, con otros menos habituales en su uso debido a que corresponden a puestos feminizados, pero de gran relevancia para valorar la importancia relativa del puesto.

Con SAY-VPT, ponemos a disposición de nuestros clientes una metodología de Valoración de Puestos sencilla, modular y escalable, que permita la elección y ponderación de los factores más ajustados a la realidad de las diferentes empresas, respetando la perspectiva de género.

Gracias a SAY-VPT nuestros clientes podrán establecer la importancia relativa de cada puesto, que será el paso previo necesario para la posterior Auditoría Retributiva y el cumplimiento de los requisitos establecidos en el RD902/2020.

La técnica de VPT posee una serie de principios que es importante considerar:

  •  La valoración se focaliza en los puestos y no considera el desempeño o experiencia de quienes los ocupan.
  •  Los criterios para evaluar el valor de cada cargo representan aquellos elementos del trabajo que son valiosos para el propósito de la Organización, como son: las habilidades que requiere, la responsabilidad que involucra, las competencias técnicas necesarias, entre otras.
  •  La medición del valor relativo de los puestos requiere aplicar un método sistemático y consistente para todos los cargos, lo que se logra a través de la asignación de puntuaciones a cada factor según una escala común.