La vuelta de los Concursos de Acreedores. El fin de la moratoria concursal.

Ainhoa Sagardia Peñagaricano.
Abogada – Área Legal de SAYMA.

Las medidas más importantes que se adoptaron durante la pandemia derivada del COVID- 19 para ayudar a las empresas a afrontar el impacto económico de la crisis sanitaria tocan a su fin el próximo día 30 de junio.

Salvo nueva prórroga de última hora, el próximo jueves 30 de junio, finaliza la moratoria concursal. Esta fue una de las medidas diseñadas por el Gobierno en el contexto de la pandemia derivada del COVID- 19 para que las empresas con dificultades económicas evitaran declararse en concurso. Mediante la denominada “moratoria concursal” se ha permitido desde el mes de marzo de 2020 que aquéllas empresas en causa de insolvencia puedan continuar con su actividad, suspendiéndose temporalmente el deber del órgano de administración de convocar Junta para solicitar el concurso de acreedores, con el objeto de que puedan superar la situación derivada de la pandemia. En consecuencia, a partir de está fecha será obligatorio que aquellas empresas que estén en situación de insolvencia inicien los trámites para solicitar el concurso de acreedores.

Junto con la moratoria, también el 30 de junio finaliza el periodo de carencia negociado con las entidades para aquellos que han solicitado créditos avalados por el ICO. El plazo de carencia de los denominados Préstamos ICO finalizaba entre los meses de marzo y abril pues su plazo, como norma general, era de dos años. Sin embargo, en el mes de mayo de 2021 se aprobó el Código de Buenas Prácticas, por el cual las Entidades financieras que se adhirieran podían ampliar el periodo de carencia hasta el 30 de junio de 2022. Tampoco en los préstamos ICO se prevé nueva prórroga del periodo de carencia habiéndose optado por ampliar los plazos de amortización de los créditos ICO, lo que implica que aquellas empresas que contaron con la ayuda de los Préstamos ICO deban empezar a devolverlos con carácter inmediato.

Para la indicada fecha- 30 de junio- se esperaba tener ya aprobado el Anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley Concursal que prevé mecanismos para evitar el concurso como los denominados planes de reestructuración, sin embargo a la norma le falta todavía pasar por el trámite del senado, por lo que probablemente la nueva norma se publique durante el mes de agosto.

Las voces más autorizadas en la materia auguran que el incremento de concursos se produzca a partir del mes de septiembre, acogiéndose así a los instrumentos que prevé la nueva Ley Concursal.