El próximo mes de abril se iniciará el plazo para presentar la declaración de IRPF de 2019.

A estos efectos, cuando la principal fuente de ingresos de una persona son las rentas del trabajo, no existe obligación de presentar IRPF, en los siguientes supuestos:

  • En País Vasco: si las rentas no superan 12.000 euros, o si están comprendidas entre 12.000  y 20.000 euros, y no se dan las siguientes circunstancias:
    • Percibir rendimientos del trabajo procedentes de más de un pagador.
    • Haber suscrito más de un contrato de trabajo, laboral o administrativo, en el ejercicio o prorrogar el que esté vigente.
    • Percibir  pensiones compensatorias recibidas del cónyuge o pareja de hecho, o anualidades por alimentos que no estén exentas.
    • Estar incluidos en alguno de los supuestos establecidos reglamentariamente.
  • En Navarra, si las rentas no superan 12.600 euros.

Nuestros profesionales están a su disposición para aclararle cualquier duda relativa a su declaración del IRPF.

Fuente: Lefebvre