La competitividad empresarial es uno de los mayores retos a los que se enfrentan nuestras organizaciones. En aras de alcanzar dicha competitividad, las empresas tienen que contar con capacidades diferenciales que les permita ofertar las soluciones que requiere el mercado.

Sin embargo, esas capacidades que exige el mercado no siempre están al alcance de una única empresa, ya que por motivos económicos, productivos o estructurales puede llegar a resultar implantable. Es en este contexto donde la colaboración interempresarial se postula como una de las opciones más eficaces. Este modelo permite a empresas competidoras o complementarias aúnan esfuerzos y capacidades con el objetivo de alcanzar las capacidades y competencias necesarias para garantizar su supervivencia.

Son varios los ejemplos que ratifican la colaboración como fórmula de éxito en el tejido guipuzcoano. Entre ellos, casos como el de la colaboración realizada en el sector mobiliario y equipamientos, dónde se ha logrado crear una submarca que ofrece soluciones conjuntas a objetivos más ambiciosos y que ha llegado a participar en eventos internacionales. Otro, como el del salto de calidad logrado en el sector gastro-alimentario gracias a la colaboración entre los integrantes del proyecto y el apoyo de profesionales de la cocina reconocidos mundialmente, que les ha permitido codearse y cooperar con empresas internacionales.

Diputación Foral de Gipuzkoa lleva años apoyando proyectos de colaboración del tejido empresarial de Gipuzkoa a través de su Programa Económico ELKARLANA, que tiene como objeto Impulsar capacidades competitivas mediante la colaboración entre empresas para definir y alcanzar dimensiones (capacidades de respuesta a los mercados) idóneas para el desarrollo de proyectos concretos y nuevas oportunidades empresariales. Estaremos atentos a la convocatoria que prevemos salga entre marzo y abril 2020, una ocasión para explorar nuevas oportunidades.