PAÍS VASCO: ¿Su empresa tiene saldos pendientes de cobro?

El gasto por deterioro de créditos del 1% puede suponer un ahorro permanente en Sociedades.

Las microempresas, pequeñas o medianas empresas pueden computar como gasto fiscalmente deducible el 1% de los saldos pendientes de cobro a final del ejercicio (aunque no estén vencidos) en concepto de pérdida por posibles insolvencias.

Este incentivo puede suponer, en la práctica, un ahorro permanente en Sociedades ¿cómo?

Aunque pueda pensarse que ese 1% es insignificante (de hecho, hay empresarios que no contabilizan esta partida dada su escasa cuantía), lo que se deja de pagar puede convertirse en un ahorro prácticamente permanente.

Esto es así porque si su volumen de ventas y plazos de cobro son estables o crecientes cada año, no debe retroceder nada al año siguiente; sólo debe ajustar la diferencia para que, a final de cada ejercicio, la provisión por deterioro de saldos deudores alcance el 1% de los importes pendientes de cobro.

¿Qué ocurre si el volumen de ventas y los plazos de cobro no son estables o crecientes?

En ese caso, deberá contabilizar un ingreso por retrocesión parcial de la provisión de los años anteriores.

Veamos todo esto con un ejemplo

Supongamos que a final de año su empresa tiene unas cuentas a cobrar de 400.000 euros, y en los tres años siguientes, de 420.000, 360.000 y 500.000 euros.

¿Cuál va a ser el importe de su gasto deducible? Este incentivo le va a permitir contabilizar un gasto adicional de 4.000 euros (1% de 400.000).

¿Qué ahorro le va a suponer en Sociedades? Si es microempresa o pequeña empresa, 800 euros (20% de 4.000). Si se trata de mediana empresa, 960 euros (24% de 4.000).

¿Qué pasa en los años siguientes? Las cantidades que deberá contabilizar son:

Año

Saldo cuentas a cobrar

Deterioro 1%

Gasto del año

1

400.000

4.000

4.000

El primer año en el que se computa este gasto puede contabilizarse la totalidad del 1%.

2

420.000

4.200

200

Al deterioro del año anterior se le añade el gasto necesario para que la provisión alcance el 1% de los saldos deudores.

3

360.000

3.600

-600

Se contabiliza un ingreso por retrocesión parcial de la provisión de los años anteriores.

4

500.000

5.000

1.400

Vuelve a contabilizarse un gasto para que el saldo inicial de la provisión en el año 4, 3.600 euros, alcance el 1% de los saldos finales pendientes de cobro.

Estamos a su disposición para facilitarle toda la información relacionada con este incentivo.

Fuente: Lefebvre