País Vasco y Navarra: cierre de cuentas

Optimice la factura del Impuesto sobre Sociedades de 2020.

Durante estas semanas las empresas cierran las cuentas de 2020. Y una revisión completa de la contabilidad y de los incentivos fiscales aplicables puede suponerles un importante ahorro en el Impuesto sobre Sociedades.

En ocasiones, la simple aplicación correcta de las normas contables ya puede suponer ahorros. Por ejemplo:

  • En materia de amortizaciones, revisando si se están aplicando los coeficientes máximos permitidos por la ley, o si es posible aplicar la amortización degresiva sobre determinados activos, por ejemplo.
  • O si se están computando los deterioros de determinados activos (por ejemplo, si la empresa tiene clientes morosos, o si tiene existencias obsoletas), o si  existen obligaciones que puedan materializarse en el futuro (provisiones),
  • O si los gastos se están computando en el momento en que se devengan. En materia de gastos de personal, por ejemplo, muchas veces es posible periodificar y computar como gasto una parte de las pagas extras del ejercicio siguiente.

En otros casos, los incentivos no se aplican en la contabilidad, sino a través de ajustes en la declaración del Impuesto sobre Sociedades (la libertad de amortización o la amortización acelerada de pymes, por ejemplo; o la reserva especial para nivelación de beneficios, en el País Vasco, y la reserva especial para inversiones, en Navarra). No obstante, al cierre del ejercicio debe computarse el impacto que estos ajustes van a tener en el pago del impuesto.

Conviene revisar exhaustivamente todas estas materias. Los profesionales de Sayma revisarán sus cuentas y le ayudarán a optimizar su factura fiscal.

Fuente: Lefebvre