“Se debería repensar el sistema tributario no solo en el ámbito de Gipuzkoa sino de Europa”

VÍCTOR ETXEBERRIA

Socio Director del Área Fiscal de Sayma

EXPERTOS ABOGAN POR MEDIDAS QUE FACILITEN LA INVERSIÓN, LA I+D+I Y EL EMPRENDIMIENTO OPTAN POR BUSCAR FÓRMULAS QUE INCREMENTEN LOS INGRESOS SIN RECURRIR A UNA SUBIDA DE IMPUESTOS.

DONOSTIA – La crisis económica generada por la pandemia de COVID-19 ha removido las bases en las que se cimentaba el modelo sanitario pero también el empresarial, al evidenciar la necesidad de repensar la propia estructura por la que funcionan para avanzar hacia otro sistema. El ámbito fiscal no ha sido ajeno a este debate y se ha visto envuelto en polémicas como subir los impuestos o no, o aplicar mayores retenciones a las rentas más altas o a los beneficios empresariales.

Los expertos fiscales Víctor Etxeberria, de Sayma, y Juan José Etxeberria, de Cialt, entienden el origen de esta polémica, pero consideran que no debe plantearse el debate en estos términos, sino que se ha de replantear el sistema tributario a nivel global y encontrar nuevas fórmulas para asegurar el futuro de las empresas, con una especial atención a las pymes. Al fin y al cabo, son ellas las que tendrán más dificultades para capear el temporal que se avecina duro y afrontar posteriormente la recuperación.

“No hay que plantear el debate en subir o no los impuestos, sino en cómo compaginar una reactivación robusta con el incremento de recaudación necesario para hacer frente a las necesidades”, afirma Juan José Etxeberria, socio consultor de Cialt. Este experto valora las medidas fiscales que en un primer momento se han adoptado en Gipuzkoa porque “han ayudado a soportar las consecuencias de la crisis”.

Sin embargo, destaca que han sido “medidas de urgencia de muy corto plazo” y alerta del peligro de que su carácter coyuntural se pueda transformar en permanente. Según considera, se deberán tomar nuevas medidas fiscales para adaptarse a un momento crítico, pero advierte de que deben ser resultado de una reflexión para evitar aquellas que “provoquen más daño que beneficio”.

En este sentido, indica que “subir los impuestos sobre los beneficios a empresas que no los van a obtener a corto plazo no va a producir un incremento de ingresos públicos”, por lo que se decanta más por medidas fiscales que fomenten la competitividad del tejido empresarial, que en el caso de Gipuzkoa está integrado por pymes en su mayoría.

Incentivos a la inversión, a la I+D+i, a la eficiencia energética, al emprendimiento y a la generación de empleo es la fórmula que plantea el consultor de Cialt, quien considera que alguna de ellas ya se han comenzado a aplicar en Gipuzkoa, aunque “debe ampliarlas porque son más limitadas que en otros territorios”.

REFLEXIÓN 

El socio consultor de Sayma Víctor Etxeberria coincide en recomendar un cambio en el sistema tributario “muy pensado”. Según advierte, “hay que ir con cuidado porque una subida actual y generalizada de impuestos puede retraer aún más el consumo y la inversión, y dañar más la delicada situación económica que tenemos actualmente”.

El experto de Sayma también cree necesario proteger las pymes, sobre todo las pequeñas empresas y a los autónomos, a través de la reducción de la carga impositiva o, por lo menos, diferirla al objeto que incrementar su liquidez.

Del mismo modo, coincide en defender un reforzamiento de los incentivos fiscales destinados a inversiones, actividades de I+D+i, generación de empleo y, añade, apuntalamiento de los centros de decisión de las empresas en Euskadi.

Si bien desde Cialt se lanza un mensaje a la Hacienda guipuzcoana para ampliar sus medidas dirigidas a potenciar la competitividad de las pymes, en Sayma se echa en falta una mayor coordinación entre las Haciendas de los tres territorios de la CAV, que “debería reforzarse”.

Víctor Etxeberria cree que el conjunto de impuestos tradicionales deben ser revisados ante la nueva situación generada por la pandemia del coronavirus y sus consecuencias en la economía del territorio.

Respecto al IRPF, aboga por aplicar una discriminación en función de la capacidad económica de los contribuyentes, mientras que en el Impuesto sobre Sociedades cree necesario rebajar “aún más” la aplicación de beneficios fiscales o incrementar la tributación mínima.

También señala que se debe abordar un cambio en el IVA “y en especial en la aplicación de los tipos reducidos”, además de mantener en Impuesto sobre el Patrimonio que persiste en Gipuzkoa a pesar de que en otras zonas geográficas del Estado español ha desaparecido. Del mismo modo, apuesta por la creación de impuestos transitorios sobre la solidaridad.