Panorama Actual de las “ayudas” para superar los efectos COVID-19

Julio Prado.
Responsable Servicios Financieros en SAYMA.

Según las últimas noticas, el primer paquete de ayudas con fondos europeos para que determinados sectores pudieran superar los efectos adversos generados por la pandemia, se ha saldado con un resultado decepcionante. De los 7.000 millones de ayudas se van a devolver a Europa 2.500. O sea, un tercio. O hay un gran desconocimiento de las ayudas o no se acertó con los sectores elegibles y otras condiciones.

Desde el punto de vista financiero, el Código de Buenas prácticas firmado por las entidades de crédito para renegociar la deuda avalada y no avalada por el ICO, está pasando prácticamente desapercibido.

Así está el estado de estas medidas según un gráfico proporcionado por el ICO:

No extraña a nadie, que dado el poco éxito de las medidas, salvo aquellas obligatorias, según el periódico cinco días, “El Estado tiene previsto aprobar en el próximo Consejo de Ministros un nuevo código de buenas prácticas al que las entidades financieras podrán adherirse voluntariamente, como el vigente en la actualidad, para facilitar la renegociación de la deuda avalada contraída por las empresas del tejido productivo español, según ha comunicado Economía a las entidades financieras.

Este nuevo código contempla la extensión de los actuales plazos de conversión de los créditos ICO en préstamos participativos, y aplicación de quitas para reducir la deuda avalada, así como las refinanciaciones.” Y es que las quitas contempladas en el primer CBP, apenas se están aprobando en los bancos, que siguen utilizando criterios de riesgos nada excepcionales teniendo en cuenta lo que está cayendo. Parece que la frase incluida en el CBP “…las entidades hagan sus mejores esfuerzos…” está cayendo en saco roto.

Por último, según el RD 27/2021, se amplían los plazos de solicitud de avales ICO hasta el 30 de Junio de 2022, entre otras medidas.